6 curiosidades sobre la vendimia que seguro que no conocías

6 curiosidades sobre la vendimia que seguro que no conocías

6 curiosidades sobre la vendimia que seguro que no conocías

Cualquier persona que se dedique al mundo del vino podrá afirmar que la época de la vendimia es un momento especial y mágico. Se trata del momento más importante en la vida de una bodega y en la elaboración del vino. Comienza la recolección de la uva y cada paso debe ser tratado con cuidado y cariño, convirtiendo la vendimia casi en un ritual.

Para acercaros un poco más a este momento, desde Bodegas MITOS os dejamos seis curiosidades sobre la vendimia que cobrarán gran importancia en los aspectos del vino que pronto podréis disfrutar.

1. La vendimia tiene más de 8.000 años

Sin duda, podemos afirmar que la vendimia es una actividad tradicional.

En el II milenio a.C, los egipcios representaban la vendimia y la pisada de uvas en sus inscripciones. Estos fueron los primeros escritos documentos encontrados relacionados con la vendimia. Sin embargo, el primer vino data de hace 8.000 años, siendo por tanto incluso más antigua esta práctica.

Como curiosidad, seguro que os sorprenderá saber que las técnicas que aplicamos actualmente no difieren tanto de las de aquel entonces.

2. La vendimia se convierte en fiesta

La vendimia ha traspasado el campo y las bodegas hasta llegar a una dimensional cultura y convertirse en fiesta.

Han surgido numerosas Fiestas de la Vendimia en diferentes regiones nacionales e internacionales que comenzaron como símbolo de alegría por el final de la cosecha. Cada región lo celebra a su manera, pero todas se han convertido en un gran atractivo turístico rural.

En España, la primera fiesta dedicada a la vendimia y por tanto la más antigua del país nació en 1948 en Requena (Valencia), municipio en el que se encuentra precisamente Bodegas MITOS. La Fiesta de la Vendimia de Requena fue declarada de Interés Turístico en 1966.

3. Diferente época de vendimias

El período de vendimia se realiza entre julio y octubre en el hemisferio norte, y entre febrero y abril en el hemisferio sur. Esta variación se debe sobretodo al grado de maduración de la uva, que condiciona en gran medida el mejor momento para comenzar la vendimia.

En la zona de Utiel-Requena, donde se encuentra nuestra bodega, es tradicional comenzar la vendimia a principios de septiembre, aunque dependerá de cómo han influido cada año factores como la lluvia o las temperaturas. También influirá la acidez y cantidad de azúcar que se le quiera dar al vino.

4. El proceso de maduración es variable

Como normal general, la maduración del vino dura aproximadamente dos meses. Comienza en el «envero», momento en el que las uvas aumentan de tamaño y peso y cambiar de color. Cuando la uva alcanza su punto óptimo de madurez, se da inicio a la vendimia.

El punto óptimo será decidido por la bodega y los técnicos del organismo regulador. De hecho, el proceso de maduración de un vino podrá variar en función de qué tipo de vino queramos conseguir. La elección del momento de la vendimia será determinante para la obtención de un buen vino e influirá en la intensidad del vino, así como en su frescura y aroma, entre otros aspectos.

5. El clima influye

Todo buen vino debe sus propiedades a varios aspectos, entre ellos el clima. Para conseguir un buen vino es necesario contar con un verano cálido sin temperaturas extremas. Será positivo tener temperaturas frescas de noche y lluvias ligeras, especialmente en la última etapa del proceso de maduración. Una temperatura extremadamente alta podría alterar la recolección.

Si las condiciones climáticas han sido estables a lo largo de la temporada, la uva habrá madurado como debe y será posible elaborar un vino de buen cuerpo y notas aromáticas.

6. Tipos de vendimia

Como en muchas otras prácticas, para la vendimia también existen dos métodos fundamentales: la vendimia manual y la vendimia mecánica. Se utilizará uno u otra según el tipo de cultivo y el vino que se quiera obtener.

La vendimia manual es utilizada para la producción de vinos de mayor calidad. Los racimos se seleccionan de uno en uno con el objetivo de obtener los mejores. Esto incrementa el coste de producción y el precio final del vino y da lugar a caldos de mayor calidad. Esta técnica también será utilizada en cultivos de parra o cepa en los que no sea posible utilizar métodos alternativos mécanicos.

La vendimia mecánica, por su parte, es utilizada en cultivos de espaldera y con pasillos amplios entre viñedos. Requiere el uso de maquinaria para ahorrar tiempo y preservar la calidad de la uva para la elaboración de sus vinos de calidad.

¡Esperamos que estas seis curiosidades os hayan gustado, y animamos a todo winelover a seguir aprendiendo más sobre el mundo del vino!